miércoles, 23 de mayo de 2012

Iglesia Y Masonería

Para el estudio de este interesante tema, he recurrido a tres fuentes:
  1. Las publicaciones hechas por los órganos autorizados de la Masonería tales como: El Diccionario Enciclopédico Masónico; sus constituciones para el Oriente Argentino y varios folletos y opúsculos.
  2. Publicaciones generales sobre el tema, entre las que tenemos que recomendar para los que deseen profundizar: los opúsculos de GABRIEL DE LA PAZ: “La Masonería y las sociedades secretas” y “Una conspiración mundial judeo-masónica”; de JOSÉ CARO. “El misterio de la Masonería”; de SOLER, “La Masonería y el Catolicismo”; también en la Enciclopedia Espasa, en el tomo 33, sale un verdadero tratado.
  3. Publicaciones hechas por masones que arrepentidos, han publicado la verdad sobre los fines de ésta; tal es el caso del ex -virrey de la India, LORD RIPON, que se puso a estudiar para refutar la Encíclica de PIO IX en que condena la Masonería y como fruto no sólo se apartó de ella y descubrió sus secretos, sino, que convirtió en un ardiente defensor de la verdadera religión.
Debido a la extensión del tema, sólo citaré dos o tres documentos para probar cada una de nuestras afirmaciones; pudiendo encontrarse mayor cantidad en obras que lo tratan a fondo.

A) CONCEPTO
Para dar un verdadero concepto de lo que es la Masonería, hemos creído conveniente empezar por analizar lo que dice lo que dice de sí en el Diccionario Enciclopédico de la Masonería, escrito por Don LORENZI FRAU ABRINES M tres grados 33 Rito Escocés Antiguo y Aceptado etc., tomo I, pg. 317; que es más o menos lo que define el masón JOHN TRUTH en su libro “La Franc-masonería” traducción española Madrid 1896: “La Franc-masonería es una Asociación Universal, filantrópica, filosófica y progresiva; procura inculcar en sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes, desarrollar en el corazón humano los sentimientos de abnegación y caridad, la intolerancia Religiosa, los deberes de la familia; tiende a extinguir los odios de razas, los antagonismos de nacionalidad, de opiniones, de creencias y de intereses; uniendo a todos los hombres con los lazos de “solidaridad” y confundiéndolos en un tierno afecto de mutua correspondencia. Procura, en fin, mejorar la condición social del hombre, por todos los medios lícitos y especialmente por la instrucción (educación), el trabajo y la beneficencia”.

 
“Tiene por divisa: LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD.
Al contemplar esta definición, sólo podemos admirar una institución que se dedique a tantas cosas a tantas cosas buenas, pero empecemos a buscar documentación que nos muestre las realización de una institución con tal hermosos principios. Para ello dividiremos la definición en cincos partes:

 
1º La “Francmasonería es una Asociación Universal”

 
Respecto a esta afirmación encuentro los siguientes elementos:

 
  1. a) El artículo 2º del Reglamento de la Masonería del Rito Escocés dice:
     
    “De cualquiera de los Ritos establecidos que sea un masón, es hermano de todos los hermanos del globo”.
  2. b) El H 3 puntos MELGARI dice textualmente: “Formamos una asociación de hermanos sobre todos los puntos de la tierra, que tenemos votos e intereses comunes”.
De todos deducimos que las variantes entre la Masonería Argentina, Inglesa, Francesa, Alemana, etc., es sólo aparente y toda ella piensa con una cabeza y siente con un corazón.

 
2º Es una asociación “filantrópica”

De esta afirmación no podemos encontrar en la Argentina documento alguno y sólo en Inglaterra y en alguno que otro país, ha realizado obras filantrópicas de poco importancia.
 
En el periódico el “Mundo Masónico” se lee: “La beneficencia no es el fin, sino tan sólo uno de los caracteres y de los menos esenciales de la Masonería”.
Además, para hacer obras filantrópicas no es necesario esconderse como lo hace la Masonería, ni rodearse de un secreto tan severo. Respecto a que es una sociedad secreta, lo que ella ha tenido el tupé de negar, puedo citar varios datos:
a) El juramento que presta el aprendiz, primer grado en las logias del rito Escocés, en Escocia, Inglaterra, Alemania, y Francia, dice así: “Juro en nombre del S tres puntos A tres puntos de todos los mundos no revelar jamás los secretos, signos, tocamientos, palabras, doctrinas y usos de los francmasones y guardar sobre ellos un eterno silencio, Prometo y juro, no traicionar jamás, ni con la pluma, ni por signos, palabras ni gestos, ni hacer, escribir, litografiar, grabar, ni imprimir ni jamás publicar lo me ha confiado hasta este momento, ni lo que me será después”.
b) En el ya citado Diccionario de la Masonería, en el mismo tomo y página, se lee: “Para que un profano sea iniciado en los secretos de la masonería, es preciso que un masón haga su propuesta, de una manera secreta, en la logia a que pertenezca”.
c) En el manifiesto de la Gr. tres puntos Log. Tres puntos de Alemania en 1794, dice: “El fin de la Orden debe ser su primer secreto; el mundo no es lo bastante robusto para soportar su revelación”.
No me dirán qué una Asociación filantrópica necesita de estos juramentos y que sus fines no deben ser tan buenos si no pueden ver la luz del día.
De sus doctrinas filosóficas trataremos en el punto c).
En cuanto a que es progresiva, lo es, pero en sentido masónico, que desde luego es muy distinto del nuestro; no lo daré para no adelantarme con conclusiones antes del mismo.

 
3º) “Procura inculcar a sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal de las ciencias y de las artes…”

 
Aquí debemos preguntarnos cuál es la verdad y cuál la moral universal a que se refiere, pues ella acepta en su seno a los hombres de todas las religiones y creencias, aún cuando sean contradictorias; es decir, que considera a todas como falsas, porque ella es la que les enseñará la verdad y la moral que desde luego, está asentada en una religión; pues no existe moral sin religión.
De esta religión, nos referiremos también en el punto c. Tratándose de las ciencias y de las artes, no es necesario esconderse para estudiarlas; además, no se conoce, por lo menos en Argentina, ni escuelas ni institutos de estudios; propiciados por la Masonería.

 
4º) “Desarrollar en el corazón humano los sentimientos de la Abnegación y caridad, la tolerancia Religiosa, los deberes de familia”
  1. Para mostrar los sentimientos masones de abnegación y caridad citaré las palabras del H. tres puntos RAGÓN: “Los pobres son la lepra asquerosa de la masonería”; y prosigue recomendando a todas las logias la regla de caridad dada por el H tres puntos BENOURVILLE: “Nunca presentéis en la Orden más que hombres que puedan daros la mano y no tenderla”-
  2. Para ver la tolerancia Religiosa que proclama la Masonería, haré unas rápidas citas, pues más adelante lo trataré extensamente.
 
Según el Bulletin du Grand Orient, septiembre 1886, pág. 545: M. GONNARD, en la Convección de 1886, hizo esta declaración: “Hubo un momento, no de regla sino de formalismo, en que se declaró que la masonería no se ocupaba ni de religión ni de política. ¿Fue acaso hipocresía? Yo no lo diré. Bajo la presión de las leyes y de la policía fuimos obligados a disimular lo que todos nosotros teníamos la misión de cumplir, y de cumplir, y de cumplir únicamente”. PAUL NOURRISSÓN en “Le club des jacobins”, p. 70, dice: “La Francmasonería persigue la destrucción de toda religión ».
Ella ha suprimido de su Ritual el reconocimiento del Gran Arquitecto del Universo”; y el H tres puntos LANESSAU, grado 33, diputado y ex ministro, exclamaba en ocasión de la fiesta solsticial del 13 de Marzo de 1880, en la Logia Clemente Amistad (Revista Ins. De soc. secre., nº 17, 1924, págs. 309, 310): “Oui, nous devons écraser l´Infame mais l´Infame, ce nést pas le clericalisme l´Infame, c´est dieu » (Sí, nosotros debemos exacrar al infame. Pero el infame, no es el clericalismo, el infame es Dios).
c) En cuanto a la familia, es ampliamente conocida, la sistemática acción de la Masonería en pro del DIVORCIO; que es el modo más eficaz para hacerla desaparecer.

 
5º- …”Tiende a extinguir los odios de razas, los antagonismos de nacionalidad de opiniones, de creencias, y de intereses, uniendo a todos los hombres con lazos de la solidaridad y confundiéndoles en tierno afecto de mutua correspondencia. Procura, en fin, “mejorar” la condición social del hombre, por todos los medios “lícitos” y especialmente por la instrucción (educación), el trabajo y la beneficencia”.

 
Veamos el contraste de estas palabras, con las que la Masonería, cuando lo cree propicio, muestra sus verdaderos sentimientos.
En los estatutos de la Alianza Humanitaria Universal se lee: “Los reyes, los nobles, la aristocracia del dinero, los empleados de la policía o de la administración, los sacerdotes y los ejércitos permanentes, son los enemigos del género humano. Contra ellos uno tiene todos los derechos, y todos los deberes. Todo es permitido para aniquilarlos: la violencia y la astucia, el fuego y el fierro, el veneno y el puñal; el fin santifica los medios”.
Ya podéis ver cómo interpreta ella los términos que para el común de las gentes son representación de grandes ideales. Del mismo modo interpreta el lema: LIBERTAD, IGUALDAD y FRATERNIDAD; que siempre fue un lema vivido por la cristiandad, pues Cristo liberó al hombre de las cadenas del pecado; somos hijos de Dios y por ende, hermanos e iguales. Del mismo modo equívoco, digo que interpreta el lema, pues para ella, libertad, por ejemplo, significa libertinaje y así dice: “Vos seréis libre si sois soberano, si sois sacerdote, rey y dios, si sois el adorado”…Y si el Barón KNIGGE escribe: “Para restablecer al hombre en sus derechos primitivos de igualdad y libertad, es necesario comenzar por destruir toda religión, toda ley civil, y acabar por la abolición de la propiedad”.

 
6º Por último recordaré que la Masonería ha protestado siempre su alejamiento de la política y probaré que esto es también una falsedad, recurriré como de costumbre a pruebas irrefutables.

 
a) El diario “La Unión” de Santiago de Chile, del 18 de junio de 1915, citado por LA PAZ, sacó un interesante documento del que tomamos un párrafo: “El Gran Maestre de la masonería de Francia dijo que la masonería no tenía nada que ver con la política. Los zonzos le creyeron… y los zonzos fueron muchos. Entre tanto, ¿cuál era la verdad?
En octubre de 1885, numerosos masones de los grados 32 y 33 fueron convocados en París para recibir del Padre dirigente del Rito Escocés.
El muy Poderoso Soberano Gran Comendador, encargado de esta comunicación, le dio lectura en estos términos: “La Orden reclama la ejecución inmediata del D. tres puntos M. tres puntos tres puntos quand mëme”.
Esta orden fue trasmitida y fue cumplida. Los resultados los hemos visto: las congregaciones expulsadas, los colegios clausurados, el dinero de la Iglesia robado, defraudados hasta los sufragios de los muertos, los templos convertidos en bodegas, en caballerizas y hasta en…letrinas.
¿Qué significa esta fórmula masónica?
Para los no iniciados, para los profanos, ella se traduce así: “Deus meunque jus”. (Dios y mi derecho). Esta es la explicación para engañar a los incautos. En realidad, significa en lenguaje masónico lo siguiente: Destrucción de las creencias, de la autoridad, del antimasonismo. Materialización de la conciencia, de la enseñanza del Estado. Imposición, a la familia, a la Nación, a la humanidad.
Esta explicación la ignoran los masones de grados inferiores y medios.
La inscripción de que habla el periódico, puede leerse en la banda de nº 33 del Gran Oriente Argentino, que hemos tenido en nuestras manos.
Por último mencionaremos el asesinato del Gran Presidente del Ecuador, DON GARCÍA MORENO, perpetrado por la Masonería, que aún cuando de público conocimiento, no quise pasarlo por alto.
La circular del 2 de abril de 1889 del Gran Oriente de Francia dice: “La Francmasonería, que preparó la revolución de 1789, tiene el deber de continuar su trabajo” y el H tres puntos SICARD DE PLAUZOLES en el Convento de 1913 dijo: “La Francmasonería puede con legítimo orgullo considerar la Revolución (de 1789) como obra suya”.
En Italia “la agitación pro-guerra llegó a su apogeo el 5 de marzo de 1915; con ocasión de las fiestas garibaldinas, en Quarto, cerca de Génova.
D´ANNUNZIO pronunció el discurso principal; las 493 logias de Italia, obedeciendo órdenes del Gran Maestre, tomaron parte en ellas enviando diputaciones con sus estandartes antes de 3 semanas se produjo la declaración de guerra. Si alguno dudase que ella fue principalmente obra de la masonería, lo convencerá fácilmente la afirmación del G. tres puntos M. tres puntos. FERRARI, hecha el 24 de marzo de 1916 aniversario de aquella declaración: “La declaración de la guerra se produjo en virtud de un decreto del G tres puntos de Italia”.
Como se puede advertir, existe una gran contradicción entre lo que dice la Masonería de sí, a los no masones o a los masones de grados inferiores, y la realidad, es lógico entonces , que se pregunte cuál será el verdadero fin de la Masonería. La CAUSE lo sintetiza así: “Según la masonería, el estado de naturaleza es el estado ideal del hombre, es el estado en que él se encuentra y conserva su perfección y felicidad. Ese estado ha sido destruido por la religión, y por la sociedad, por los reyes y por los sacerdotes, estos son los que han quitado a los hombres su libertad primitiva, su igualdad y destruido su fraternidad. La masonería se propone, entonces, devolver al hombre su perfección y felicidad original, su libertad, su igualdad y su fraternidad natural”. Desde Lugo estos términos son tomados en sentido masónico.
Para reedificar entonces el templo de la naturaleza, es menester destruir toda autoridad, toda jerarquía, toda familia, toda religión.
Al enterarnos de la leyenda de HIRAM veréis claramente que este es el verdadero fin de la masonería.
En conclusión podemos dar la siguiente definición: LA MASONERÍA ES UNA SOCIEDAD SECRETA Y UNIVERSAL, QUE TOMANDO COMO SÍMBOLES LOS INSTRUMENTOS DE LA ALBAÑILERÍA; TIENE COMO FIN VOLVER AL HOMBRE AL ESTADO DE NATURALEZA, ANTES DE SER REDIMIDA; PARA ELLO TRATA DE DESTRUIR TODA RELIGIÓN, TODO ESTADO Y TODA FAMILIA, EN CUALQUIER FORMA POR INHUMANA QUE SEA.